martes, 8 de marzo de 2011

Las dos rayitas

Hace unos días en el tren vi a una adolescente embarazada. Difícilmente llegaba a los 16 años. Y me acordé de algo.


Lo voy a contar con humor, porque fue tragicómico. Hace unos años pasé por la pesadilla de creer que estaba embarazada. Habían pasado como 40 días y no me había llegado el memo. No me animaba a hacerme ningún tipo de test por temor al resultado. Mi mamá había quedado embarazada de mí a esa edad. Algo me decía que esto era el karma familiar. Preocupada, me acerqué a ella y deslicé:
-ma... ¿vos qué hiciste cuando quedaste embarazada de mí?
-y... fue difícil..
-me imagino. ¿No te desesperaste?
-y sí.. pero por suerte papá me calmó y me hizo entender que no era el fin del mundo.
-¿ah sí? miralo vos a papá...
-sí, se portó de diez. Me dijo "lo hecho está hecho, ahora vamos a comprar el carrito".


Así como mi papá tomó el impulso por empezar a prepararme un lugar a mí para cuando llegara el mundo, pensé qué cosa podría aportarle yo a mi supuesto bebé en camino. Agarré mi guitarra, rasguié un Do, un Sol y comencé a cantar:"Mi hijooooo....". No, no estaba funcionando.


Mis amigas, lejos de calmarme, me decían a medida que pasaba el tiempo: "42 días ya van?? ah no Sole, estás embarazadísima!!". Gracias chicas. Con papel y birome en mano, Caro dibujaba rarísimos cálculos que sumaban, restaban, dividían y cuyo resultado era: "embarazada =S". Y, como si fuera poco, me tiraban augurios poco alentadores: "Vos serías un desastre como madre. Ya te imagino dejando a tu hijo ahí olvidado en el tren... o en la funda de la guitarra".


¿Y el padre? un chico con el que justo había terminado. "El rata" que describí en algún post: estudiante de segundo año de ingeniería, drogadicto, desempleado, bohemio, un ecuatoriano que estaba pensando en volver a vivir a su país. Qué panorama más alentador.


Fue un mes de llantos, y sensación escatológica. Era ver a una embarazada en la calle y ponerme piel de gallina. Escuchar llantos de bebé en el tren, que después me atormentaban a la noche en mis sueños. Así y todo, hubo una amiga que me hizo mirar el vaso medio lleno y pensé que no estaría tan mal ser madre. Empecé a cambiar mi parecer. Empecé a pensar en nombres! En peinados que le haría. En ropa que le pondría. Pero no, no sabía ni cómo pagar en Pago Fácil, menos iba a saber cómo ser madre.


Hasta que un día mis amigas Juli y Dani me arrastraron hasta un Farmacity para comprar un Evatest. Lo que compré no fue un Evatest, sino una versión boliviana más barata: "D-Best" (léase: "el mejor"). Así como leen. Llegamos a lo de Juli, yo temblando. Para estar en tono con el truchísimo test de embarazo, a Juli le pegó el villerazo y recortó una botella de plástico a la mitad, que fue utilizada por mí en situación que no voy a describir. Dejamos reposar el palito como decía en las instrucciones. Si en dos minutos aparecía sólo una rayita, significaba que no estaba embarazada. Pero si aparecían dos... feliz día, mamá.


Fueron los dos minutos más largos de mi vida. Ya había aparecido la primer rayita, pero no había una segunda. Faltando diez segundos, hicimos cuenta regresiva en voz alta. NO estaba embarazada! Nos emocionamos, festejé conmovida como si me hubiera ganado un Martín Fierro.


Mis otras amigas me seguían insistiendo en que estaba embarazada, que ese test que me hice era trucho y que no contaba. Pero finalmente me llegó el memo y les demostré que el test tenía razón. Les mandé un mensaje bastante gráfico a toooodas mis amigas y recibí felicitaciones y comentarios de alivios. Pero hubo un mensaje distinto del resto: "¡Ufaaaa! Yo quería ser tía =(". Y sí, tengo que admitir que en el fondo yo también me había entusiasmado con la idea de ser mamá.


Se que no estoy preparada, pero confieso que a veces me vuelvo medio Susanita y deseo una familia feliz como las que aparecen en los envases de repelentes de mosquitos!!! Esas que están los tres (siempre son tres, no se por qué) de picnic en el campo, con los padres levantando al pibe a lo alto y cagándose de la risa... que bronca!! La p#&* que los parió a los tres: al padre, a la madre y al hijo/a (de género indefinido)!! que encima no sufren de los mosquitos cuando van a pasar el día afuera!!


Pero entonces vuelvo al PagoFácil y la cajera me recuerda por enésima vez que la factura me la tengo que quedar yo, no ella. Y entiendo que todavía no sé nada de la vida y que bastantes mambos tendría una criatura siendo hijo mío en este momento de mi vida.

9 comentarios:

  1. ufff heavy!
    para las amigas y no la madre es divertido q la otra tenga un bb :P jaja es bastante mas facil :P

    y creo q nadie esta del todo preparada para ser madre.. todo bien, pero una persona depende de vos.. ni dA! jajaj

    pero si uno esperara el "momento perfecto para.." entonces uno nunca se pondria de novio, nunca empezaria ni terminaria una carrera, nunca se iria d casa d los padres, nunca haria un monton de cosas, como tener hijos hasta esperar ese momento ideal.. q no existe tampoco.. el momento siempre resulta perfecto cuando el alien q se gesto dentro d uno sale a la luz y es una persona chiquita en vias de desarrollo y uno la quiere...(asi parece)

    yo creo q a toda mujer el bichito de "la famliai feliz con casa hijo y perro" va creciendo dentro d una con el correr del tiempo.. solo hay q esperar q el tiempo no pase demasiado, y q la persona q este al lado nuestro siga con nosotras.. q somos la q gesta terrible zapan! :P

    besotee!!

    y yo tmb creo por ahora q si tuviera mas de 2 hijos, al tercero me lo olvidaria en todos lados..

    cla

    ResponderEliminar
  2. Sole! Que loco leer esto! La verdad es que a mi me pasa bastante seguido esto de volverme una susanita del 2011 y de pronto pienso que NO! Que es mejor que otros tengan los hijos hasta que yo sienta que es el momento. Aunque, ¿cuándo es el momento? ¿Existe? Y la verdad es que no, si uno se pone a pensar en todos los factores ese día no llega nunca. Nos tocará cuando tenga que ser y ya.
    ¿Cuántos años tenías cuando te hiciste el test? Yo a mis 25 años nunca me hice uno. La vez que estuve en una situación de ese tipo (en el fondo sabía que no, pero no me venía y eso era un hecho) me moría de miedo de hacerme un test y me desvanecía al pensar en el resultado. Me acuerdo que F, cuando yo ya le lloraba, me dijo lo mismo que le dijo tu papá a tu mamá. Y claro, eso da seguridad. Por suerte, un día me vino y fin de la historia!

    besos reina! FELIZ DÍA!

    ResponderEliminar
  3. jajajaja sole que risa me dio leer este post! Sos un aparato! Como sabes a mi me paso lo mismo que a vos, solo que cuando puse el reactor donde debia ir aparecieron las dos rayitas! Y ahora esas dos rayitas ya va al jardin, y tremendo lio arma en casa, pero que te puedo decir...es lo mas lindo que me paso en la vida!
    Por eso quedate tranqui, nunca te vas a sentir preparada, (mirame a mi, quede embarazada en plena Licenciatura en Letras)Hasta que un dia aparezcan las dos rayitas y ahi o te preparas o te prepara el que esta por venir. Y despues, con un poco de instinto y otro poco de improvisacion las cosas van queriendo jajaja!Aparte los queres tanto tanto, que sabes cosas que ni te imaginabas que sabias.

    PD: y aunque no quieras y te jures que nunca jamas harias algo asi, un dia te escuchas hablandole al retoño y te das cuenta..- que te pareces a tu vieja! jajajaja! Y te consolas diciendo que tan mal no lo habra hecho, si yo sali de ahi y mas o menos me mezclo con la gente normal!

    ResponderEliminar
  4. nada me gustaria mas que tuvieras un hijo para escribir posts sobre el, seria un estalle

    ResponderEliminar
  5. JAJA muy bueno, es tal cual, las mujeres somos una mezcla de susanita y rocknroll, por un lado morimos por ser madres por el otro de ser libres, te juero que al menos en la 1era etapa la de maternidad la libertad es poca. Ya te va allegar el momento,eso si asegurate de amar mucho al padre porque los nenes van a ser reflejo de el. me encanta como escribis, te recontra sigo y te puse en mi blogroll para que mis lectores te lean. da gusto encontrar gente en blogspot como vos, un beso
    venus

    ResponderEliminar
  6. JAJAJAJAJ!!!! Soleeeeee que graciosooo! No sabia que se le decia "memo" al período.. yo me hice mil veces el evatest, y solo por haberme atrazado 2 dias. Igual me da horror pensar en hijos a esta altura.. yo hasta los 30 no dejo de ser una adolescente!! jaja. Igual, Sole, vos sabes que yo sueño con tener una familia como la tuya! jajaj Uds son mi familia tipo. Voy a facturar armando una banda de rock con mis tres hijos, jajaj!!

    ResponderEliminar
  7. ayyyyyyy...y yo qué vendría a ser del bebé???...jajjaa

    querida AHIJADA, todo llega!!
    y cuando sea el momento, ni te pondrás a pensar si es el momento o no...a ser madre, se aprende!!! ya lo verás, hermosa!!!
    buen finde!
    kisses

    ResponderEliminar
  8. sinceramente fue algo maravilloso lo que lei
    la manera en que lo tomas,con buen humor

    felicitaciones

    segui asi

    ResponderEliminar
  9. Todas mujeres las que firmaron, era obvio! jaja yo sé que casi todas pasamos o pasaremos por ese momento!!
    Clari: tenes razon, el tiempo esta en cada una. Yo tmb quiero tener dos hijos, tres como mucho!

    Aye: vos y liz son un amor!! las veo y me muero de envidia (sana)! yo sé que pasaste por eso y la verdad es q fue lo que tenía q pasar, pq sos una excelente madre, estoy muy orgullosa de vos prima!

    Anonimo: ... me estas jodiendo? O.o

    Venus: genia!! me encanto la primer frase q escribiste y la de q me asegure q se parezcan al padre. Te re sigo yo tmb nena!

    Ailin: yo se q te MORIS por tener una familia IGUAL a la mia, amiga. Es mas, les vas a poner los mismos nombres y los vas a obligar a q toquen los mismos instrumentos, aunq no les guste la musica! jajajaj

    Moni: gracias por tus consejos y tu fantastico animo d siempre!

    Kaiowa: muchas gracias!!! La vida hay q tomarla con humor, sino estamos fritos

    ResponderEliminar