sábado, 31 de diciembre de 2011

Feliz fin del mundo

Llegamos a fin de año!!! Otro año más con Limón World. Si al 2010 lo definí como un año con "muchos cambios", a este lo titularía como un año de locuras. Locuras buenas, locuras malas, pero abundan más las primeras. Hice viajes hermosos, a Asunción al principio a visitar a Anto. Ahí viví una semana llena de lujos, pileta y río. Bailamos el hit del verano en todos los boliches, cantamos a los gritos en karaokes y salí con un chico de una secta rara que todo el tiempo aparecía vestido de traje.

Conocí Europa-uno de mis sueños- y me cambió la vida y las ganas de vivirla. Fui a Liverpool y visité las casas de los cuatro Beatles. 
Entendí que por más que me alquilara toda la filmografía de Kubrick el chico del videoclub nunca se iba a aprender mi nombre; eventualmente él dejó de importarme y consecuentemente dejé de alquilar videos y me entregué a Cuevana, como todos. Salí mucho, llegué al extremo de ir a bailar sola cuando no tenía compañía y me hice amigas en boliches con las que salí durante varios findes. Conocí mucha gente y de las maneras más extrañas. Estaba en busca de alguien que de una vez por todas me hiciera bien. Quería una relación pura como la de Paul y Linda, revolucionaria como la de John y Yoko y algo obsesiva como Sid y Nancy, y así se me dio cuando menos la esperaba. Alguien que entró en mi vida a través de este blog presentándose de manera impresentable, pero que me capturó desde el primer momento y me voló la cabeza. Me hizo cambiar mi manera de ver las cosas y hasta mi forma de vestir hoy es completamente distinta. Me compré el saxo que aún no sé tocar, incumplí promesas, huí cuando tuve que hacerlo y en uno de mis tantos impulsos viajé 1000 kilómetros sin que lo supiera nadie. Dejé a un lado la estrategia del proteccionismo sentimental porque me di cuenta que sola no puedo y me animé a confiarles todo, absolutamente todo, a mis mejores amigas. Anduve trabajando junto a mi vieja sólo como excusa para acercarme a ella; mi papá sigue sin hablarme mucho pero ya no lo juzgo por eso. Y mis hermanos siempre están... nunca se fueron. Fui la revelación de la cena de fin de año de mi trabajo estando completamente borracha y subiéndome al escenario a romper la noche con unas cinco canciones, incluyendo "Desesperada" de Martha Sánchez. Escribí sobre Banfield a principio de temporada y nos fue como el culo, por lo tanto no pienso hablar más del tema. Ah, y todos los días me sigo despertando con la ilusión de que un estadounidense con barba y de traje me secuestre al salir de mi casa y me lleve con los Iluminati y así viajar por el mundo e ir gratis a Disney World. No va a pasar, pero por las dudas es lo primero que pido cuando soplo las velitas.

A medida que pasaron los meses fui escribiendo menos en este blog, es cierto. En algún punto siento que se me acabó la inspiración, lo cual me preocupa, pero llegan días en que la vida me sorprende y naturalmente se me llena la mente de imágenes, teorías y conclusiones que me veo obligada a volcar acá.

Un muy buen 2012 a todos los que pasan por acá!! Si este año les fue bien, les deseo que en el que viene ahora continúen igual. Si les fue mal, es buen momento para hacer borrón y cuenta nueva. Me acuerdo cuando las cosas no salían como yo quería, mi tíoabuelo-que las vivió todas- me decía:  "Yo me choqué la cabeza contra la pared miles de veces como vos, Sole. Pero de eso se trata la vida: de chocarse la cabeza contra la pared".



10 comentarios:

  1. Sole, este año te pasó de todo, y seguro se mataron de risa con tu borrachera, jaja, además esa canción! Por Dios! :)
    Me alegro de seguirte leyendo, cuando te vuelve la inspiración, y te deseo lo mejor para este nuevo año que comenzará en breves!
    Un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
  2. Feliz Ano desde miami sole!
    Juli

    ResponderEliminar
  3. Feliz fin del mundo Sole! un placer leerte siempre.

    ResponderEliminar
  4. Lindo resumen! Si tengo que ser egoista, debo decir que te extraño por la blogósfera, pero se que estas viviendo tu vida y está buenísimo. Ojalá el 2012 mejore para todos. Sobretodo para los que tuvimos un año malo.
    Y si, estoy de acuerdo con tu tío abuelo: a chocar la cabeza contra la pared cuantas veces sea necesario para aprender y ser felices!

    Besoton nena!

    ResponderEliminar
  5. La vida se trata de romperse y reconstruirse. Tal vez.

    ¡Dios, aprendé a tocar el saxo ya!
    ¿Escuchaste Morphine?

    Destaco: «Salí con un chico de una secta rara que todo el tiempo aparecía vestido de traje».
    Me recuerda a «Eyes wide shut», de Kubrick, justamente.
    Suerte que no terminaste asesinada por satánicos, Sole.

    Y: «Entendí que por más que me alquilara toda la filmografía de Kubrick el chico del videoclub nunca se iba a aprender mi nombre».
    Jajaja...

    Saludos y feliz fin del mundo, Soledad.

    ResponderEliminar
  6. Hola feliz año !
    QUe lindo lo del viaje a Europa, soy fanático de Los Beatles.Te envidio jaaj pero envidia desde la admiración.
    Saludos y que sigas bien.

    ResponderEliminar
  7. Parece que fue un gran año para usted y espero que este sea mejor todavía.

    Le mando un beso grande y aguante los Beatles!

    ResponderEliminar
  8. Es la 1° vez que vengo, pero leí 2 o 3 entradas para ver de qué se trataba... y me gustó. Me quedo.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  9. A mí también me gustó mucho Eyes Wide Shut. ¿Fue la preferida de Kubrick, entre las que él mismo filmó?
    Abrazo y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  10. hola geniaaaa volviiiii. me alegro por tus mil cambios y ese año de locuras que cerramos hace poquito. beso enormeee

    ResponderEliminar