martes, 24 de enero de 2012

La hora del diablo

Ayer me desperté en el medio de la noche con otra horrible pesadilla, como me viene pasando hace días. Estaba sobresaltada y todas las mantas tiradas sobre el piso. Sentía algo raro en mi cuarto, muy raro. Me fijé la hora, salí de mi pieza y fui a tocarle la puerta a mi hermano. El estaba con la computadora jugando a ese juego de conquistar imperios, como de costumbre.

-Pasá...
-Paul, ¿sabés qué hora es? La hora del diablo
-¿Qué?
-Las tres de la mañana es la hora del diablo.
-Ehh son las tres menos diez, no es la hora del diablo, te informo.
-Bueeno... pero son casi las tres... por eso vine acá
-Repito, 2:49, Sole. ¿Significa que te voy a tener que fumar acá en mi cuarto hasta las cuatro?
-No, hasta las cuatro no, en quince me voy.
-¿Y qué mierda es eso de "la hora del diablo"?
-Me lo dijo una chica la otra vez. A esa hora es usual que la gente pase malas experiencias. Es la hora en que se te aparece el diablo, dicen...
-¡Qué boludez!
-Tiene veintipico de años, no me va a mentir. A ella se le aparecía una mujer sentada al borde de su cama. La familia tuvo que llamar a un cura para sacar ese fantasma de la casa, y hasta el día de hoy siguen sin entrar a ese cuarto... Yo tuve una pesadilla recién.

-¿Qué soñaste?
-Estaba en el laburo, un día como cualquier otro. Estaba hablando con dos compañeras cuando de repente se apaga la luz y queda todo a oscuras. No veía nada. Las llamaba pero no me contestaban. Y en eso veo que viene hacia mí el espíritu de una mujer con pelo negro largo hasta la cintura, horrible de cara. A medida que se me acercaba sentía que me consumía la energía. Grité y me desperté. Fue horrible.
-Y era el diablo, jaja.
-Googlealo.

Pusimos "tres de la mañana hora del diablo". Leímos alguna información sobre el tema un poco exagerada. En eso escuchamos a mi viejo yendo a la cocina. Mi hermano sonríe.
-Ahí está el diablo, escuchá, bajando las escaleras.

Mi viejo abrió la puerta del baño. Mi hermano sonríe otra vez.
-Está cagando el diablo, ahí lo tenés. "La hora del diablo", POR DIOS....

Nos reímos un rato y me volví a mi cuarto. Me acosté mirando al techo, reflexionando. Me fijé la hora, eran las 3:30. Era raro todo porque yo no suelo asustarme de nada, pero esta vez me sentía chiquita de nuevo, y pensé: No creo que haya sido el diablo, pero hoy por las dudas duermo con la sábana hasta la nariz.

6 comentarios:

  1. No sabía que había una hora del diablo, y me causó mucha ternura leer una conversación entre vos y tu hermano, no tenía idea de cómo era!

    Siempre tapate con sábana para dormir, es imposible que te pase algo con semejante arma nuclear, confia en mí!.
    Si me despierto a las tres a partir de ahora voy a estar cagada en las patas jajajaja tolola!

    Te amo!

    ResponderEliminar
  2. En algún lado había leído sobre la hora del diablo. Es la "antítesis" de la hora de la gracia (las 3 de la tarde es la hora de la virgen... crianza católica ¬¬). El momento propicio para las cosas "malas". Creo que muy dentro mío, lo creo, ya que a menos que esté des-tru-ída de trabajar, nunca me duermo antes de esa hora. Pavadas de La Maga...

    ResponderEliminar
  3. Desconocía. Recuerdo la leyenda de Robert Johnson, en el cruce de carreteras pero era a medianoche, me parece. :P

    Me dió mucha gracia igual toda la situación.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. No sabía de la hora del Diablo. Acabo de googlearlo yo también.
    Te dejo un sueño mío, con el diablo:

    http://carneconalambre.blogspot.com/2011/07/dos-suenos-con-espaldas.html

    ¡Habías desaparecido!
    Bienvenida nuevamente al espacio virtual.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. ahora tengo miedo, ayer y antes de ayer tuve pesadillas, y saber que a las 3am es la hora del diablo seguro me inventa alguna!

    ResponderEliminar
  6. Yo recuerdo una peli donde al protagonista le pasaban cosas a las 3 de la mañana, aunque creo que era a las 3 y algo, todas las noches...
    No sé después cómo sigue o de qué se trata bien, pero lo que sí recuerdo es que dos durante dos noches seguidas me despertaba a la noche, miraba la hora y era esa misma exacta de la película!
    Me daba un cagaso!!!

    ResponderEliminar