lunes, 28 de mayo de 2012

Confesiones de Invierno

En formato de tweets, diez cosas que nadie sabía de mí y no gano nada revelándolas pero si me muero mañana quiero que las sepan:

1-Tengo como una "granja de la decepción" imaginaria donde encerré a todas las personas q ue me decepcionaron en mi vida. Se llevan bien entre ellos, eh.
 


2-Tengo amigos a los que le fascina ver videos de bebés asiáticos tocando Los Beatles en guitarra, y yo todavía les hablo. 


3-Si pudiera elegir a alguien con 
quien compartir un porro sería Hilda Lizarazu. O pará, Marta Minujín.

4-De chiquita no era la típica enamoradiza 
"me pidió un compás. ME AMA", sino más bien una paranoica "Me pidió un compás. ME USA."


5-Sé manejar, pero aprender a estacionar el auto es mi "me falta la tesis" de los estudiantes de ingeniería. 



6-Siempre, SIEMPRE que me cruzo a mi ex cuñada es en fiestas y estoy en pedo. Mi nombre es Peligro.

7-
No puedo sentarme de indiecito, tengo que sentarme de costado como la Coca Sarli en la playa. 

8-Mi parte preferida de los Martín Fierro es el slide show de los tomuer. Fuerte.

9-Hace una semana, a raíz de unos comentarios open-minded, un contacto de mi Facebook malinterpretó que yo era transexual y me deseó: "Espero que encuentres tu camino al cambio". MÁS Fuerte.



10-No me gusta lo cool, porque no soy cool. Así que no me muestres más videos de Capusotto porque no me causan gracia y NO, no me hagas escuchar Space Oddity porque no me mueve un pelo.

Los invito a confesarse. Hagan de cuenta que soy una monja. Bah, un cura. Bueh, soy trans. 

jueves, 17 de mayo de 2012

Minita Histeria parte I: Típicas preguntas trampa

-¿Qué fue lo que te enamoró de mí?
-
Emmm... no sé.. "todo"
-No, no me digas "todo"! Tiene que haber algo en particular...
-Tus ojos
-Ay, qué poco original
-Tus ojos y tu boca
-re común... esperaba que me dijeras... no sé, "tus pestañas"!
-Sabés que me encantan tus pestañas
-No, eso lo decís porque te lo dije yo.



-¿Cuál te parece la más linda de mis amigas? 
-Mmmm... no sé, vos la más linda.
-No, te estoy preguntando de mis amigas, no me esquives.
-Y... no sé... Yami capáz
-¿Yami?
-Sí
-¿Te parece más linda que yo, por ejemplo?
-No, que vos no...
-¿Le das a Yami?
-Ehhhh.. qué?
-Dudaste en contestar, le das a Yamila. Listo, casate con ella!!


-¿Vos te ves conmigo a futuro?
-Ehh.. sí... ¿por qué no?

-No te noto muy convencido...
-Te estoy diciendo que sí
-No, eso no fue un "SI", fue un "see..."
-....

-qué pena por vos, cocino re bien.


-¿Me vas a pasar algún día tu contraseña?
-¿Para qué la querés?
-es una muestra de CONFIANZA

-Yo confío cien por ciento en vos, pero hay cosas que son de uno, son privadas
-Ves, lo sabía. Me estás ocultando algo!

-no te oculto nada!
-Ah no?? ¿¿Y qué son esos mensajes con Victoria Squiarelli entonces??
-Qué??
-Sí, sí, no te hagas! ESA. La que te pone corazones y te escribe "Ayy te quiero tantoo"!

-Es mi prima!!!
-Encima con tu prima!!
-TIENE SIETE AÑOS.

-¿Qué te gustaba de tu ex novia?

-No sé...
-Sí que sabés. Por algo salías con ella.
-Yyyy... era una piba humilde...divertida...
-Ah...
-Era como muy de barrio, viste?

-Y yo no soy de barrio? Humilde, divertida, ¿yo no?

-¿Te acordás del leoncito que te regalé para el primer mes?

-Sí!
-¿Lo seguís teniendo, no?

-Sí, obvio, ¿cómo lo voy a tirar?
-Qué bueno. ¿Dónde lo tenés guardado?

-Mmmm... no me acuerdo...
-¿No sabés dónde lo dejaste?

-Lo tendría que buscar...
-Claro, ya no te importo!!!

-¿Por qué pusiste ese estado en Facebook?
-¿Cuál?

-El de "habrá que ver por qué estoy tan cansado..."
-Ah, es una canción de Las Pastillas del Abuelo que me gusta
-¿Seguro?
-Sí, ¿por qué?
-No, por nada :)

Sms a su mejor amiga: "Mirá la indirecta que me tiró por Facebook. Te dije que estaba raro."

jueves, 3 de mayo de 2012

Clases de manejo

Abril de 2012. Era el mes de resolver cosas pendientes (según una que me tiró las cartas en Florida y Lavalle), así que me inscribrí en esta academia, muy recomendada por unos cuantos amigos.

"Te va a enseñar él", me dijo la recepcionista/dueña de la empresa. "El" salió del baño con puerta corrediza de plástico casi acomodándose un huevo y me dijo "¿Vamo'?". Recién pasados los 50, jean clarito haciendo juego con la campera de jean, camisa adentro del pantalón, cinturón de cuero, barbita de cuatro días sin cortar, pelos canosos rebeldes... en fin, el estereotipo de "profe" de manejo.

Le dije que "algo" de conducir me había enseñado mi familia (bastante en verdad), y a los dos minutos de arrancar, me tiró toda la buena onda: "Ahhh pero a vos te falta calle, eh!! Yo no sé si llegás en cinco clases...".

En la primera clase me trataba tan raro que yo creí que había tenido un mal día, pero después me fui dando cuenta de que así era su personalidad.

-Acelerás mucho, andá más despacio, más despacio! ¿Por qué te apurás?
-¿Qué?
-No me estás escuchando, frená. Frená acá. ¿Por qué te apurás?

-No sé...
-¿QUIEN te apura?
-.... no sé, me pongo nerviosa capáz
-...
-mi papá me apuraba
-AAAHH!! ¿Ves? Tu papá te apuraba. Bueno, tenés que entender algo: YO NO SOY TU PAPÁ. Yo no te apuro. Yo estudié esto (??), hace más de diez años que ejerzo esta profesión. Manejás con miedo. ¿De qué tenés miedo?

-De chocar
-Ah no!!! Si no me tenés confianza a mí... !!!

-No es que no te tenga confianza, es que..
-MIRAME. Mirá dónde están mis pies. Yo acá tengo pedales en el asiento del acompañante. Este es un auto preparado para enseñar, ante cualquier cagada que te mandes yo puedo apretar el freno para que no nos estampemos contra otro auto y pasemos a mejor vida. Así que RELAJATE. ¿Estamo'?
-Sí. Sí, señor.

-Decime Rubén.

-¿Por qué esa manía de poner la palanca en punto muerto todo el tiempo?
-Mi papá me acostumbró. 
-Ah, me parecía que eso no venía solo
-Sí, creo que tiene un trauma con el punto muerto.
-Tu papá tiene un trauma con vos, me parece (risas)
-Sí, conmigo ni hablar (sin risas).

-¿Por qué mirás para el costado?
-Para no chocar
-Los autos están estacionados, no te van a chocar. Mirá para adelante siempre. Y mantenete en un carril, no zigaguees que van a pensar que tenemos un pedo pa' 40...


Anduvimos dando vueltas por el barrio. Sus palabras mediaban entre órdenes graciosas ("dejá pasar a la vieja!"), sugerencias y un sutil análisis de mi perfil psicológico. Ante cada arranque brusco que tenía, me reiteraba con voz de pastor brasileño "YO NO SOY TU PAPÁ, YO-NO-SOY-TU-PAPÁ!!!", mientras para mis adentros pensaba "menos mal!".

A medida que las clases pasaban y fuimos entrando en confianza, Rubén no se contuvo de halagar a las chicas de calzas ajustadas que corrían alrededor de la plaza. No importaba si tenían 15 o 40, la cara no era precisamente lo que les miraba.
-AH BUEEE-NO!!!

-¿Qué?
-No,no,no, vos seguí, no te distraigas....... qué coosa, madre de Dios!!

Después se puso medio intolerante y con reacciones inesperadas.

-Te cuesta hacer los cambios. Ya a esta altura te tienen que salir solos. Mirá el esquema en la palanca de cambios. ¿Qué letra se forma si tapo acá?

-Ehh... ¿Una Y?
-No, es una Hache. Ahora estacioná detrás de este auto que tengo que bajar en la farmacia a pedir unas recetas (!!!!!).

Tranquilo, eh? El tipo se tomó sus cuatro minutos (el total de la clase es de 30) y volvió cargado de bolsitas con pastillas. Ahí entendí todo un poco más.


Al final de una clase, mi vieja esperándome en la puerta de la academia- muy de mamá de jardín de infantes- y peor aún, preguntándole a Rubén "¿Y? ¿Cómo va la alumna?", como si "la alumna" no fuese la única boluda plus 20 virgen de manejo en todo el barrio.

"Bien, va bien...", contestó él, sorprendido por la actitud cuasi Xuxa de mi madre. Y, como si se tratase de una condena carcelaria, dijo: "En un par de clases 'sale', CREO".

Mañana tengo clase de nuevo. Y en un mes estaré rindiendo. Ríanse de todo pero si me bochan, a mí nada de esto me va a parecer gracioso.