jueves, 25 de octubre de 2012

La Situación, la ciudad y yo

Desde que La Situación llegó a Buenos Aires por trabajo, ya hace unos meses, fue mi perfecto salvavidas para el momento de angustia que estaba atravesando. No me despegué de ella. Salimos todos los fines de semana juntas, nos vemos durante la semana también, hicimos nuevos amigos, compusimos canciones, grabamos videoclips caseros, en algún punto le desperté pasión por la música, me vino a ver todas las veces que toqué en el bar de Plaza Serrano, me di cuenta que es la única amiga frente a la cual me animo a llorar, e irme a dormir a su depto los viernes ya se me hizo costumbre. Un sólo gesto de ella me alcanza para saber lo que diría en cuatroscientas palabras. Nos complementamos bien. Sinceramente, no sé qué voy a hacer cuando se vaya. 
La otra vez fuimos a ver a una amiga tocar en un club cultural (léase, un antro roñoso y con gente rara pero muy muy piola y entrada sin cargo). Después de volver loca a la cajera, nos pedimos algo de tomar y comer antes de que empiece el show. La Situación, cuando quiere, es bien hija de puta, y me encanta ese perfil suyo porque es el costado malo que a mí jamás me saldría pero que me gustaría tener eventualmente. No puede evitar analizar a cada persona que ve a su alrededor.

-Mirá qué linda esa chica...
-Es hermosa
-Mmm... no sé, ocho de diez.
-Nueve de diez.
-Es lesbiana.
-¿Cómo sabés?
-Por cómo nos mira. Mira con ganas.
-Para mí nos mira mal porque la estamos mirando...
-Sí, no sé, yo soy medio "ego" también, para mí todos me miran con ganas. Igual la otra que te dije era más linda.

Me río de su comentario, fue una buena autocrítica. Pero La Situación se puso seria, me miró con cara de aterrada.

-Sole.. ¿qué está pasando acá? ¿por qué siempre me traés a lugares donde hay lesbianas hermosas? ¡¡Me voy a terminar convirtiendo!!
-Jajaja, no seas exagerada, es sólo gente bohemia. Yo sólo te muestro el Buenos Aires under que oculta el Obelisco. No te vas a "convertir".
-Sí Sole... si vos me seguís trayendo a estos lugares raros voy a terminar así. Yo era una mina feliz, segura, en un país donde no tenía que pensar mucho... y vengo a esta ciudad y es todo revolución, nadie se casa ya, estás sola a los 30 y sos una copada, todos cuestionando todo, quejándose, todos piensan!
-Y sí, esta ciudad te hace replantearte todo, todo el tiempo, ¿viste?
-Es que sí, me estoy replanteando todo. Acá todos se rebelan, te cortan la calle todos los días, hasta el verdulero tiene su propio gremio! Yo era feliz sin pensar demasiado. Yo te aviso, cuando vuelva allá, me pongo de novia con M y me caso. Quiero estar establecida.

"Establecida". Qué palabra difícil para una ciudad tan complicada como esta, que todos los días te desestabiliza, te empuja, te corre, te lleva puesto, incluso cuando sentís que por fin pisaste tierra firme. ¿Será por eso que los porteños tenemos fama de amargados y tristes? Quizás La Situación tiene razón en eso de que viviríamos más relajados sin pensar tanto... si las mujeres acá nos casáramos todas a los 25 con un hombre que nos mantenga económicamente y todas nuestras aspiraciones se reducieran a ser madre de cuatro o cinco críos que van a vivir de rentas toda su vida, como suele ocurrir en el país donde vive ella. Pero, ¿seríamos de esa manera felices? Por lo menos yo no. Bienvenida La Situación a la ciudad de la furia.

6 comentarios:

  1. Esá buena la ciudad Sole y hay muchas formas de ser feliz (yo no conozco ninguna). Muy buen post! Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Los intrépidos son los que disfrutan los secretos de la jungla.

    ResponderEliminar
  3. creo que ya se quien es tu amiga...

    ResponderEliminar
  4. Creo que tal vez sería una vida más facil pero definitivamente no más feliz. No esta bueno cuestionarse las cosas por demás, pero en la medida justa es necesario, que mejor que vivir la vida a conciencia. Vivir la vida, no solo existir.
    Ademas Buenos Aires es una ciudad hermosa, y llena de historia, a pesar de todos sus defectos.

    ResponderEliminar
  5. En qué país vive "La Situación"? No nos dejes con la intriga!

    ResponderEliminar