viernes, 29 de noviembre de 2013

Terremotos y algo más

Desde que lo tuve en primer año de secundaria, mi profesor de Geografía me hacía acordar a alguien. El mismo tipo de humor, el mismo elevado nivel intelectual y una recóndita vulnerabilidad propia de un niño detrás de una expresión seria con anteojos. Conocía esos chistes, esas salidas, esas opiniones, esas sonrisas irónicas. Seguramente por mi innata timidez no fui capaz de acercarme tanto a él como hoy sí lo hago cada vez que me lo cruzo en el tren y nos reímos juntos de algún recuerdo escolar o del miserable presente de algún ex compañero mío.

Una tarde llegué a casa con un cuatro escrito en birome roja sobre mi examen de terremotos y deslizamientos de las placas terrestres. Lo dejé sobre la mesa del comedor y huí. Al rato, mi viejo se me acercó con el papel en la mano.

-Quiero pedirle una cita a tu profesor. Quiero que me explique la corrección que hizo- me dijo.
-¿Por qué, pá? Está bien corregido. No te conviertas en uno de esos padres patoteros que apuñalan maestros, porfis.
-No, no, sólo quiero que me explique algunas cosas- me contó.

Y así fue. Llamó al colegio y pactó la cita. Llegó ese miércoles. Yo no les había contado a mis amigas, recuerdo que me daba un poco de vergüenza, y ni siquiera entendía bien el motivo del encuentro. Estuve toda esa mañana nerviosa, y sumamente curiosa por aquello que un tipo tan tranquilo como mi viejo querría saber acerca del profesor y su corrección. Cuando volví a casa, parecía no haber nadie. Almorcé tranquila hasta que escuché a alguien bajar por las escaleras con ritmo galopante. Era mi papá.

-¿Y? ¿Cómo te fue? ¿Qué le dijiste? ¿Era necesaria la entrevista esa?-le pregunté.

Mi papá me miró más que sonriente, exultante. Parecía que venía de un parque de atracciones.

-Bien, hablamos de tu prueba, y me explicó cómo sumó tus puntos.
-¿Y estaba bien?
-Sí.
-¿Y por qué estás tan contento?
-Andrés es de Racing.
-Jaja sí. ¿Eso te dijo?
-Sí, hablamos largo y tendido sobre fútbol. ¡Cómo lo gasté! Me hizo reír mucho. Al final, intercambiamos mails!

Ahí estaba la respuesta. Ahí supe a quién me hacía acordar mi profesor de Geografía. Es hasta el día de hoy que cuando me lo cruzo en el tren, es como estar hablando con mi viejo. Bizarra asociación, es cierto. Pero más bizarro es INTERCAMBIAR MAILS con el profesor de tu hija. Dios, menos mal que todavía no existía Facebook.

jueves, 29 de agosto de 2013

Die another day

Yo entiendo que te sientas deprimido.
También entiendo que te sientas solo cuando estás en un lugar rodeado de mucha gente.
Entiendo cada sonrisa que fingís, sé que te duelen.
Entiendo esa desolada sensación de que en realidad no le importás a nadie, que tu familia ya no te habla y que tenés que festejar tu cumpleaños para que aparezcan tus amigos.
Entiendo lo desgarrador que es no poder explicarte -después de tantos años- cómo dejaste ir al amor de tu vida.
Entiendo que te veas llegando tarde a todos lados.
Entiendo que unos cuantos baldazos de agua fría fueron apagando esa voz que juraba que cuando fuera grande iba a ser "doctor".
Entiendo la rutina de tu agonía, esa misma que fue convirtiendo en domingos todos los días de tu semana.
Entiendo que tu bolsillo no llegue a fin de mes.
Entiendo que las personas pasen frente a tus ojos y nadie te devuelva una mirada
Entiendo el vacío que te produce haberlo perdido todo.
Entiendo tus desencadenados fracasos, es como si nunca terminaras de hundirte.
Entiendo que le quieras poner un fin a todo esto.

Pero no entiendo, te juro que NO entiendo, cómo te da la cara para arrojarte a las vías del tren en hora pico. Te tirabas un domingo a las once de la noche y no pasaba nada, pero no, el señorito decidió hacerlo un lunes a las siete de la mañana para cagarles el día a todos los trabajadores que ahora llegan tarde a su laburo por su culpa. ¿Tanto show, tanto despliegue ibas a hacer?



Porque si querías llamar la atención, hay miles de muertes más copadas: bailar la tarantela en el cruce de avenida 9 de julio y Corrientes, cargar un arma en una obra de teatro donde tu personaje muere asesinado, ir como testigo de Jeováh por González Catán, convocar a una tuitcam y pegarte un tiro en cámara, hacer un largo en el Riachuelo, 
tirarte desnudo al interior del volcán Lanín. Nene, ESO es morir como un rockero. 

lunes, 5 de agosto de 2013

No vives de ensalada (parte I)

Todo bien con los vegetarianos, veganos y más anos pero a mí no me rompás las pelotas para que deje de comer en Mc Donald's. Si lo que buscás es ser más cool por instagramear tu plato de comida macrobiótica, dejame decirte que no lo estás logrando. A John Lennon le quedaba bien, pero vos sos Esteban de Villa del Parque, vos no sos tendencia de nada. No sé por qué ahora de repente somos todos vegetarianos, y menos en este país. Rechazar los asados es negar nuestra argentinidad al palo. Así que no te me hagas el Ghandi disertando sobre la matanza de animales. Antes de eso quemá todas tus botas de cuero, dejá de pisar a las cucarachas, y andá a explicarle a todo el resto del reino animal que cambie a su presa por una lechuga.

martes, 23 de julio de 2013

El peligroso reino de Farmacity

Farmacity es el Alto Palermo de las boludeces. Yo creo que Adán y Eva conocieron la tentación en un miércoles de oferta 3 por 2. Es como un palacio lleno de productos que no necesitamos, pero que llevamos "por las dudas". La distribución de las góndolas está fríamente calculada para que actúe como una cascada de tentaciones. Entrás a comprar un cepillo de dientes y terminás pagando un hilo dental fluorescente, un frasquito de Colgate Plax Ice para el mal aliento, el nuevo perfume de Antonio Banderas, guantes de esponja para los pelos encarnados, un eva test (porque todavía no estás segura) y un cd de "Beatles for babies" por si nace ese bebé hipotético. ¿Y el cepillo de dientes? La puta madre. Es una máxima del Farmacity que justo al lado del producto que vos vas a comprar encuentres otras cosas mucho mejores. Pero ojo, no es nuestra culpa: mi teoría es que el desodorante ese "ambiental" que largan en todos estos locales tiene efectos alucinógenos que actúa en nuestro cuerpo sin darnos cuenta. Es cuestión de entrar, respirar, y ver cómo en pocos minutos todos los productos se aparecen con rostros humanos y te susurran "comprame, comprame, comprame!...". Les crecen patitas y manos a todos, y no dejan de moverse y tentarte, y hasta bailan entre ellos. Un chupete bailando con un frasquito de pervinox, los lipsticks brincando sobre el servilletero de carilinas, gels íntimos saliendo de vasos de cumpleaños de Ben Diez... Todo te resulta simpático. Hasta los papeles higiénicos te seducen, todos los productos. Y los llevás, obvio que los llevás, pensando que es hora de probar cosas que nunca probaste. Es que al Farmacity siempre entramos cuando buscamos un "cambio" en nuestras vidas, cuando tenemos la autoestima baja, cuando estamos al borde de una depresión o cuando necesitamos sentirnos mejor con nosotros mismos. Tengan esto siempre en cuenta: el Farmacity es para los débiles. Si estamos fuertes y a gusto con nuestras vidas, vamos a una farmacia común y corriente y se terminó la historia. El Farmacity es un poco como la falopa, uno cae cuando se siente vulnerable y necesita un momento de éxtasis para tapar problemas profundos. El Farmacity se experimenta de manera solitaria. Nadie va a estar ahí acompañándote para decirte "pará, ¿no será mucho llevar tres perfumes de Paco Rabanne?". Nadie te pone límites. Sos vos contra el mundo de los productos inútiles. Y ni hablar de cuando llegás a la caja: tenés que hacer un siniestro caminito rodeado de golosinas. Es el nivel más difícil de pasar. Y como ya tocaste fondo después de haber comprado un protector solar en oferta siendo pleno invierno, te sentís impune para cargar tres bananitas dolcas y un mogul. Finalmente llega el momento de la verdad frente a la caja. Los empleados del Farmacity merecen un párrafo aparte, pero no me voy a extender demasiado. Ellos están ahí como entes anónimos y cómplices de tu estado desbordado. Nunca te van a mirar mal, ni aunque lleves un gel íntimo para la oreja o un látigo sadomasoquista (deben haber). Hay como un pacto de silencio implícito con ellos, porque son los narcos del lugar. Con la más deliciosa cara de poker, se limitan a informarte que gastaste QUINIENTOS SETENTA Y SEIS CON NOVENTA, y te agradecen por la compra. A todo esto, siempre está el "empleado vigilante", uno con atuendo de Seguridad que te saluda ni bien ingresás al local y te hace un seguimiento con la vista durante toda tu estadía. Ese empleado -que es el mismo que te vio cuando se te cayó el evatest de las manos- es el único que se atreve a clavarte una sonrisita irónica cuando salís del local. Por las cosas que llevaste, el tipo te perfiló como una obsesiva con la limpieza y una terrible fetichista en la cama. Tratás de no pensar en eso. Pero te das cuenta que algo retorcido hay en tu personalidad cuando llegás a tu casa y alguien te dice: "¿Fuiste a Farmacity? ¿Qué te compraste?". "Algunas cosas que necesitaba", es la respuesta fácil. Y bajo NINGÚN motivo te atrevés a abrir la bolsa.


"¿'Jaleas de efedrina'? Debe ser para la tos. Lo llevo"

miércoles, 19 de junio de 2013

Esto que hice

Quise ir por un camino distinto al de siempre, salirme del género. Así que, sólo a modo de prueba, en cuestión de veinte minutos mezclé una base de batería electrónica, octavas de bajo ascendentes, tres acordes de guitarra electrónica con un efecto phaser, y una letra improvisada en un idioma inventado parecido al inglés. Estaba fascinada con este nuevo estilo que estaba explorando. Cuando estaba escuchando el resultado, entró mi hermana a mi habitación. Le puse los auriculares impulsivamente: "Escuchá esto que hice", y apreté play en mi obra titulada "Improvisación funk ...". Vi cómo mi hermana movía la cabeza al compás del ritmo, con aprobación. Esperé con ansias su veredicto:
-Está buena, pero...
-¿pero...?
-Es una copia del nuevo hit de Daft Punk.

Sin más, se fue dejando la puerta abierta, como de costumbre. Y yo me quedé helada, auto-cuestionándome, pensando de qué manera tan profunda e inconsciente calan las influencias musicales (y todo tipo de influencias en general), para que mi hermana me diga que le recuerda a una banda que yo había estado escuchando toda la semana, y que seguramente ella ni sabía que me gustaba.


jueves, 13 de junio de 2013

Justicia por la leche condensada (light)

A ver. El país hecho un desastre. Corrupción por acá, corrupción por allá. Choques de trenes, repeticiones encadenadas de tragedias, muertos, crímenes de jóvenes de 16 años. Pero en mi casa, la vorágine cotidiana pasaba por otro lado...

Mail de mi madre al resto de la familia bajo el título de "Quién fueeee?????":

Ya!!!!!!! quiero saber QUIEN se comió mi leche condensada light!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Voto por opción c

A) Sole
B) Micky luego de urgar alacena
C) Paul con instigación de papa que la descubrió hace 2 días y está como loco revoloteando a su alrededor 


Respuesta de mi padre:

Ninguna de las tres!!!!!!

Fui yo quien abrió la lata y lo incité a Paul a que se sumara al crimen.

Y hurgar va con hache!

Saluditos para todos,

Supergordo.

jueves, 6 de junio de 2013

Una de cal y una de arena

LA DE CAL (literal):
Hace dos semanas. Caminando a tomar el tren paso por un edificio en construcción. Odio que construyan edificios en un barrio tradicionalmente residencial. Miro de costado a la obra con indignación, pienso miles de cosas, e inesperadamente me llevo puesta una montaña de cal en polvo que me dejaría blanca de cuerpo entero tirada de rodillas sobre la vereda. Los obreros se ríen, yo  huyo mientras me limpio, y la gente en la calle me mira como pidiendo explicaciones.

LA DE ARENA:
Hoy a la mañana. Me levanto, me visto, saco del armario una campera que no usaba hace un año y me la calzo. Al salir de casa, meto las manos en los bolsillos de la vieja campera y siento algo en mi mano derecha. La saco y miro: un fajo de 440 pesos en mi mano. Me compro la vida en Mercado Libre.

LA DE CAL?
Hoy a la noche. Feliz todavía por la inesperada sorpresa financiera que encontré en aquel bolsillo, vuelvo a mi casa escuchando Depeche Mode en una calle casi a oscuras. Cuando estoy pasando ENFRENTE de la vereda donde me había empolvado de cal hace dos semanas, mi pie derecho colisiona contra el canto de una baldosa floja y salgo volando por el aire. Aterrizo de cara al piso y quedo inmovil del dolor. Quedo en forma de estrella de mar sobre el cemento. Siento golpes en todo el cuerpo y mi rodilla sangrando. Lo más importante: miro alrededor y gracias a Dios no había nadie a la vista. Me levanto con esfuerzo después de segundos, recojo mi cartera que había revoleado a la mierda y salgo caminando renga. Saludo a un vecino que mira extrañado cómo paso medio chueca y agarrándome la pierna del dolor. Llego a casa, y sin modismos femeninos, les comento a mi viejo y a mi hermano: “Me la puse otra vez en la calle. Me duele todo”. Mi papá esboza una sonrisita y me señala la rodilla derecha: “Se te rompió el jean”.


Se supone que es "una de cal y una de arena". Yo nunca supe cuál es la buena y cuál es la mala, pero si la del cal es la mala, que venga la de arena otra vez y me haga olvidar que tengo la rodilla del tamaño de la cabeza de un bebé.

martes, 7 de mayo de 2013

Estados de IRA escatológicos en Facebook


A esta gente hay que darle un calmante y doparla. También se me ocurren otras cosas, pero no quiero ser ordinaria:

Los que aclaran que les está fallando la conexión a Internet. "Perdon gente... facebook me esta andando para el ogt.. que chat de mierda locoo". "Perdon"?? A QUIEN CARAJO LE IMPORTA hablar con vos!! "ogt"!!!

Los que se quejan de las compañías de celular, haciendo campaña difamatoria. Otra vez, a quién carajo le importa. "Movistar del orto la concha de tu madre, tres horas sin poder mandar un puto mensaje, ni en el subte tengo señal, y me cobras 200 por mes, te odioooo!! No elijan movistar, es una garcha!!!!".

Los cornudos/as que quieren que todos sus contactos se enteren que son cornudos/as, y le hablan al ex que ya eliminaron, y llegan al extremo de citar canciones de Karina. "Te quise olvidar, tus besos borrar, TE FUISTE CON OTRA y me quedó la soledad. Kien iba a decir que estoy mejor que nunca???? :D".

Los que se quejan en el colectivo y dejan entrever qué tan triste es su vida para ahogarse en tal vaso de agua. "Cinco minutos para avanzar dos cuadras... bue. Yo no se para que cortan las calles, ponganse a laburar loco. Y el chofer encima pone cumbia".

Los K y los Anti-K, que sólo escriben para provocar, y ya nada tiene que ver con nada: 
-"A mi primo le robaron la otra vez al bajar del 130 a mano armada. Mi primo es un tipo que labura todos los días, se levanta a las 7 de la mañana, tiene que darle de comer a tres hijos, no les sobra un peso, y ayer se le acerca un negro (no lo digo por la piel) y le apunta con un revolver y se llevan su billetera y sus documentos. Este pais les quita a los que no lo merecen, asi estamos, por culpa de un gobierno inoperante. CRISTINA HACE ALGO!!! DEVOLVE LA PLATA QUE TE AFANASTE EN SANTA CRUZ!! Y DEJA DE REPRIMIR A LOS INDIOS QOM EN FORMOSA!!! QUEREMOS LIBERTAD DE EXPRESION!!!!". Eh?

 -"Se averió la rueda de mi auto por un bache en Juncal y Suipacha. QUE BUENO ESTA BUENOS AIRES MACRI LA CONCHA DE TU MADRE".

Y por último, los que sólo les da la cabeza para despotricar contra el clima, y generalmente con errores de ortografía peores que una tormenta eléctrica de granizo y meteoritos: "Otra vez viernes nuvlado,, y yo ke keria ir a las canchitas, ya se esta largando a llobisnar, me kiero cortar las pelotas".


gracias.

jueves, 2 de mayo de 2013

Canciones, rollers y fotos viejas

Sumerjo la cabeza en un un par de brazos cruzados por la resignación sobre la mesa. Me pongo a pensar en todas esas cosas que ya no puedo hacer, con la nostálgica sensación de que ya no me salen. Ya no sé cómo disfrutar mis ratos libres, ya no puedo cantar con alguien, ya no puedo escribir sobre amor, porque ya no puedo amar a nadie. Ya no puedo ir al centro a buscar a mi mejor amiga porque está en otro país, ya no puedo escuchar ciertas canciones sin relacionarlas con personas que me lastimaron, ya no puedo andar en rollers los jueves, ya no puedo ver fotos viejas. 

Y progresivamente vienen días que me muestran una cara más linda. Y de repente me veo componiendo y grabando canciones con una pasión desconocida en mis ratos libres. De repente -en una noche de alcohol y confesiones- una amiga me dice al oído "yo siempre soñé con cantar con vos", y se me cristalizan los ojos, y la envuelvo en un abrazo infinito. De repente se me escapa un "no puedo no quererte cuando me ponés esa cara" frente a los ojos de alguien que realmente me gusta, y me siento viva. De repente, en un martes gris, mi amiga lejana me dice por whatsapp que viene a visitarme en un mes, y se me llena la habitación de colores. 
De repente escucho esa canción en un recital y no la puedo esquivar, pero ya no me hace mal, y hasta me animo a cantarla. De repente me veo andando en rollers un sábado con mis amigas por Palermo. De repente me topo con fotos viejas y, gracias a todas esas cosas buenas que me pasan de repente, por primera vez en mucho tiempo ya no guardo rencor.

(y me voy escuchando este temazo y amando la vida)

lunes, 15 de abril de 2013

Jesús en todos lados

No recuerdo bien cómo, ni dónde, ni bajo efectos de qué sustancia conocí a Jesús. La primera imagen que tengo con él es saliendo de una fiesta en un hostel junto a una amiga. El riéndose por mis gritos de dolor al dar mi pie derecho contra una roca que aparecía sin cálculos en el oscuro y sinuoso camino de tierra y arena a las cuatro de la mañana. El se llamaba Rafael, nos dijo, pero nosotras no podíamos dejar de decirle "el Jesús brasileño", por su enorme parecido. Hablaba en un español bastante coherente, y se reía cuando yo atentaba a responderle en portugués. Nos contó que atendía en un hostel cercano al nuestro, y que preparaba excursiones. Que él no había nacido ahí, que se había ido a esa isla en busca de algo que por lo que pude ver está encontrando. Esa noche Jesús nos acompañó hasta nuestra puerta. De no ser por él hubiéramos seguido caminando quién sabe cuánto más, porque pese a que la isla era chica, yo no tenía idea dónde estaba parada. Antes de despedirnos nos ofreció hacer surf junto a él al día siguiente. "Puede ser", le contesté desconfiada, con esa extraña sensación de que al fin de cuentas Jesús resultaba ser un guía turístico más que buscaba enganchar clientela para sus excursiones. Pero mi teoría se desbarató hermosamente cuando a la mañana siguiente se apareció paradito en la recepción con una modesta tabla de barrenar bajo su brazo izquierdo. "¿Vienes a surfear?", me dijo. Me rendí ante semejante acto de ternura, y más aún cuando a continuación me preguntó cómo estaba mi pie.
Desde ese día, Jesús nos acompañó durante toda nuestra estadía como un amigo de la vida. Paseos en barco, buceo en el mar, fiestas y guitarreada en la playa a la noche. Pasaba algo extraño con él: siempre que lo mencionábamos o nos preguntábamos dónde estaría, se nos aparecía con precisión a los cinco minutos. No fallaba, donde quiera que estuviéramos. Cuando lo despedíamos al final de cada día, era cuestión de decirle "hasta mañana" porque sabíamos que siempre lo íbamos a encontrar dando vueltas a nuestro alrededor. 
Fue raro pero igualmente bello sentir cómo un extraño de otro país como Jesús o Yísus -como lo bautizaríamos- me iba a devolver esa confianza en las personas que venía perdiendo en los últimos meses. El no lo sabe, claro, pero este texto va a ser mi humilde forma de contarle y agradecérselo. Había llegado a Brasil con grandes decepciones a cuestas, y ese viaje me renovó el espíritu y la esperanza de que, si estás atento, siempre van a haber personas como él esperándote en el camino. También cuando hay rocas que te lastiman fuerte el pie. Extraños que te van a devolver algo que ni siquiera sabías que habías perdido. Y a veces, como era el caso, ni hace falta que hablen el mismo idioma. 
El día que nos fuimos de Ilha Grande el cielo lloraba y Jesús me regaló una flor hecha con la servilleta de papel de un lugar donde habíamos comido. Le saqué una foto a él con el celular, nos despedimos y fuimos con mis amigas al hostel en busca de las valijas. Llegamos al puerto y minutos antes de irnos -como no podía ser de otra manera- apareció nuevamente él con esa sonrisa siempre tan sincera. Dimos la despedida final, nos subimos al barco, y vimos la isla desaparecer. La tristeza que sentí fue devastadora. Hay días en que de casualidad me topo con su foto en mi celular y siento esa ineludible necesidad de volver. Uno siempre tiene el deseo de volver a los lugares donde fue feliz. Y hay personas que reflejan inequívocamente esos lugares. Hace días que estoy esperando que Jesús agregue mi contacto como prometió hacer. El me había contado que tenía planeado visitar Buenos Aires y tengo ganas de decirle que tiene un espacio en mi casa para quedarse. Sería para mí lo más parecido a volver a la isla. Pienso que a veces, al no poder volver a un lugar, hay que hacer que esos lugares vuelvan a nosotros. 

martes, 19 de marzo de 2013

Lo que faltaba: un papa argento

Hace no tantos días, ciento quince viejitos denominados cardenales hacían un cónclave en el Vaticano para ponerse de acuerdo en elegir a un papa que esta vez tuviera cara de bueno. Los más fieles católicos de todas partes del mundo se reunían en la Plaza San Pedro convencidos de que los obispos se encontraban ahí dentro de la sala de votación, debatiendo sobre una intensa y recapacitada decisión. Pero la realidad era que nadie -ni Feinmann, único enviado- sabía bien qué estaba ocurriendo puertas adentro del Vati-encuentro...

Limón World fue el único medio que estuvo ahí. Así es, queridos lectores. Los altos mandos directivos de este blog (o sea, yo) mandaron a sus tres empleados en negro a infilitrarse en el Vaticano para ver qué carajo estaba pasando. El reporte fue inesperado.

El "cónclave" no fue otra cosa que un pijama party en el patio interno del palacio con camas de oro para todos los viejos, que en vez de someterse a votación, debatían entre ver una de Nicholas Cage en sus tiempos de acción o una cómica de Robert de Niro. Por la tarde pasaban el tiempo haciendo actividades lúdicas impensadas como el juego de las sillas o un simulador violento del Papamóvil, así como también karaoke en latín y clases de aquagym con un compilado de Axe Bahía. Y siempre que tomaban lista -curiosamente- faltaba el candidato de Ghana, Peter Turkson, a quien los medios señalaban como el mismísimo "papa negro" de la profecía de Nostradamus.


De vez en cuando se acordaban de avisarle a los fieles que esperaban como unos boludos bajo la lluvia en la Plaza San Pedro que aún no había sido electo el Papa, y para eso mandaban la señal de humo conocida como "fumata negra" (gran nombre para una banda de reggae). Todo el mundo habló durante la semana de esa "fumata negra", pero la realidad es que era un misterio cómo se hacía. He aquí la revelación: Limon World pudo ver cómo obligaban al mismísimo candidato de Ghana -el desaparecido Peter Turkson- a fumarse una tuca al pie de la chimenea de la capilla sixtina y, de esta manera, provocar el humo que no pudo ser largado con papeles quemados, pues todos los papeles que habían en las oficinas del Vaticano fueron devorados por este mismo obispo, quien padece una rara enfermedad llamada alotrofagia y come todo lo que ve, y dedicaba su tiempo en el cónclave a recorrer los pasillos del Vaticano y lastrarse todo lo que tenía por delante. Incluso hay quienes dicen que confundió con un neumático al obispo negro de Tanzania cuando este dormía en posición fetal, y le mordió la oreja a lo Michael Tyson. Tan fuerte fue la discusión entre ambos que se hubieran ido a las manos de no haber sido separados por el bastón made in China de un obispo argentino, un tal Marito Bergoglio, que todos esos días en el Vaticano había estado a las puteadas por perderse los partidos de San Lorenzo en tiempos de promoción. 

Lo que definitivamente nadie se esperaba es que este obispo fuera a ser votado por descarte por la mayoría de los electores y así se convertiría en el nuevo apa. Al enterarse Jesucristo, desde una nube, se rascó la cabeza con desesperación y revoleó a la mierda el control remoto: "Cagamos, un papa argentino"... y peor aún, porteño. Antes de asumir, se le acercaron autoridades vaticanas y le dijeron que se eligiera un nombre artístico. Bergoglio pidió la lista de nicks ya usados por anteriores papas y desistió de ser un NoOriginal XVIII, y optó por Francisco, ya que nadie se lo había puesto nunca, sonaba bien en todos los idiomas y sobretodo por José Francisco Sanfilippo, el máximo goleador en la historia del Cuervo. Claro que ante el mundo tuvo que chamuyar que era por Francisco de Asís.

Antes de asomarse por primera vez al balcón ante la multitud de la Plaza San Pedro y sentirse David Ghetta en la fiesta electrónica más grande del mundo, al papa Francisco le fueron revelados los cuatro secretos milenarios de la virgen de Fátima que le son confiados a cada Papa cuando asume:"Estamos cerca del nuevo armagedón", "se vendrán acechadores terremotos como castigo divino", "Magistral NO rinde más" y "Pelé debutó con un pibe".

El famoso "HABEMUS PAPAM" fue pronunciado por el cardenal Jean-Louis Tauran, que como muchos de ustedes habrán visto por televisión, estaba más puesto que un La Menor en una canción de Blues, consecuencia del exceso del humo inhalado en las fumatas del ghanés Turkson.


Los Argentinos y el Papa Francisco
En cada quilombo hay siempre un argentino metido en el medio, y esta no fue la excepción. Jorge Mario, el mismo que hace un tiempo decía que los gays eran producto de "la envidia del Demonio", pasó a ser el Santo Padre Francisco, un papa descripto simpáticamente por los medios como austero y gasolero. Los argentinos cayeron en la cuenta de que el Papa fue sacado de acá a la vuelta, que iba a comprar verdura al chino como cualquiera, que estudió en el seminario de Villa Devoto cerca de mi casa, que iba al Farmacity los miércoles cuando hay 2x1 en productos de baño, que era un cura villero
, y ya lo compraron. De repente todos conocimos al papa Francisco: "a mi me bautizó", "a mi me confirmó", "yo viajé en la línea A con él cuando todavía tenía puertas manuales", "me lo crucé en la calle y me preguntó la hora A MI", "yo jugué un picadito de fútbol con él en las canchitas de Maragoni, se comió un penal". En Retiro ya venden boxers con la cara del papa argentino.

Hasta la Presidenta está viendo la forma de apropiárselo como último logro de su gestión: "Este papa es nuestro, del modelo, es un papa nacional y popular... Fue ensamblado en Tierra del Fuego como todos nuestros celulares!", le habría refregado a la presidenta brasileña en una llamada telefónica.

Sinceramente, si algo nos faltaba a los argentinos para terminar de levantar más aún nuestro ego, era tener un papa.

Y sino, miren este comentario que saqué de Youtube (no pasar inadvertido el nick del usuario):



Argentina es el mejor pais del mundo, Lo tenemos a Messi, Maradonna, Ahora al Papa! :DD

Después no nos quejemos de la imagen que damos al mundo. El lado positivo que saco de todo esto es que por primera vez nos conocen por algo que no sea fútbol. 

Algunas fotitos:



Bergo aconsejando a Peter Turkson, el candidato ghanés a cargo de
 la fumata: "Aflojá con los papeles, negro, estamo?"


La grasada, presente: salieron a las calles los argentinos
que se quedaron calientes por no haber podido festejar
 en el último mundial. Ahora sí, somos los más grandes del mundo.

Re fumado. Fue el "HABEMUS PAPAM" más bizarro de
la historia. Yo pensé que se iba a confundir e iba a
 pelar unas Pringles. Clickeá acá si te lo perdiste.
El Bergo de la gente. Viajaba en Subte A como vos.
Tenía la SUBE con la fundita de San Lorenzo.
La Paparrilla: argentinizando al Vaticano
Habemus yo-yos de Bergoglio: Argentina, un país en serio.
Porque siempre se puede estar peor.
HACENOS QUEDAR BIEN PANCHO, POR FAVOR, ES LO ÚNICO QUE TE PIDO. Vos sabés que desde acá no se puede hacer mucho.
 
(igual todos saben que somos los mejores)

miércoles, 6 de marzo de 2013

Murió Chávez: comentarios, peleas e inoculaciones

Murió Chávez. El rostro revolucionario, comandante y demandante de la república bolivariana de Venezuela. El hombre que marcó una época en América del Sur y un modo de hacer política, siempre discutido, claro. Agradezco al comandante por haberse muerto justo al segundo después de que yo saliera del laburo y no antes, porque me hubiera tenido que quedar a escribir noticias sobre él, y en verdad prefería estar en mi casa tomando leche con Nesquick y mirando los Simpsons por Fox, como finalmente hice.

De lo que no me salvé fue de abrir el facebook posteriormente y leer la ignorancia en forma de comentarios, a favor y en contra del gordito simpaticón que les gritaba "exprópiese!" a las empresas. 


"Hasta siempre, comandante", fue uno de los comentarios más leídos. No fue tu jefe, boludo. ¿Vos fuiste 'comandado' por él? Entonces no hinches las pelotas. No fue tu amigo tampoco. Es como si se muriera Obama y yo escribo "hasta siempre, negro". 


Otros se la juegan más y clavan un épico copy-paste de su nombre completo en wikipedia para hacerse los que conocen a fondo la vida de Huguito, y aparte se dan el lujo de hablar en español neutro, como para que Hugo pueda entenderlos, y hasta quizás les clave un 'me gusta' desde el cielo: "Hugo Rafael Chávez Frías, mi corazón está contigo, te llevaremos en el recuerdo todos tus hermanos latinoamericanos. Gracias por todo lo que hiciste por nosotros". En realidad, eso vaya y pase. Pero cuando ya empiezan con el morbo de "Hugo querido, espero que Néstor te invite unos mates allá arriba...", empiezo a ver la grasa derretir la pantalla de la computadora.

Igual lo que más me enerva es cuando, en busca de respuestas por la muerte del protagonista de "A expropiar con Hugo", pegan en el muro noticias acerca de que a Chávez le INOCULÓ (que fea palabra, es como si te sacaran el culo) el virus del cáncer el gobierno de los Estados Unidos. Como si un espía de la CIA se apareciera por debajo de la cama del comandante y le hubiera clavado un pinchazo cancerígeno mientras el gordo roncaba y soñaba con un menage a trois entre Cristina y Dilma Rousseff. Totalmente factible. Lo peor de esta hermosa historia es que de repente como que se puso de puso de moda la palabra INOCULAR, y están todos usándola bajo cualquier circunstancia. Es la palabrita de la semana. "Má, inoculame el agua en la botellita así la llevo al trabajo", "Che, esta clase me está inoculando un sueñoooo". Y hasta los violadores empezaron a usarla: "Nena.... tenés hora? No? Vení que te inoculo esta..."

Claro que del otro lado de la panza de Chávez están quienes lo odian (odiaban) y un poco más y crean un evento para celebrar la muerte del gordo en un bar de Las Cañitas, con frases como "Venezuela no llora, respira" o, con humor negro, "ahora sólo faltan Fidel y Cristina". Qué sabes que carajos le pasa a Venezuela, boludooo! ¿No fuiste el mismo que dijo que dejen de decir "comandante" porque no fue NUESTRO comandante? Entonces no metas la nariz en otros países. Hacete cargo de tu vida. Te acaban echar del laburo, tu hijo tiene siete años y ya te pasa por encima, a tu esposa le "duele la cabeza" antes de tener sexo y debés la cuota del club desde hace tres meses, qué hacés provocando en facebook!!!

Basta con comentarios provocadores. De por sí, no es necesario exponer nuestra opinión sobre el comandante por internet. No va a cambiar en nada que hagas público si para vos fue un héroe o un tirano! Mi mamá es para mí esas dos cosas y yo no lo ando publicando! O quizás sí lo hago pero en un blog, y en este espacio
sólo me lee el que elige leerme. El único estado que yo pondría en Facebook al respecto creo que sería: "A mí me inocularon paja". Paja de leerlos a todos ustedes ponderándolo, destruyéndolo, peleando y no llegando a nada.


ULTIMO MOMENTO: me dicen por cucaracha que el comandante está dando cadena nacional desde el cielo.



"Carajo, lo único que no he podido expropiar ha sido mi cáncer", habría dicho. 

viernes, 22 de febrero de 2013

#Charlasdeoficina

-En esta sí lo banco a Macri: autocine en el Rosedal de Palermo. ¿No está bueno?
-Es de la época de mi viejo.
-Y sí, antes debía ser una salida muy común.
-Además daba la situación para que pasaran determinadas cosas...
-Jaja sí, yo también lo estaba pensando. Llevarla al autocine debía ser el actual "te invito a ver un dvd a casa"... 
-Epaaa.... cómo sabés, eh! ¿Es tu técnica esa?
-Pff.. no! Yo juego de visitante siempre, querido...
-¿Ah, sí?
-Y sí... todavía vivo con mis padres
-Mmm.. Hace un tiempo me parece que jugaste de local, no sé si te acordás
-¿Cuándo?
-Esa vez que me contaste...
-Ahhh... ah sí, pero... no hubo goles eh

-¿Cómo que no?
-Y no, es lo que te digo...
-¿Ni un tiro libre?
-Nada... sólo puse el estadio
-Qué cosa que sos, eh...
-Una lady
-Una histérica. O sea que en tu casa se mira el dvd en serio
-Literal... esa vez terminamos jugando un torneo en la play 

-No me cuentes más que me deprimo
-Perdí como en la guerra
-Bueno, al menos hubo goles virtuales.
-Jaja sos un tarado.
-Deberías escribir esto.

lunes, 28 de enero de 2013

Tu papi

El hecho de que Estela mi depiladora me diga "mami" lo acepté hace ya mucho tiempo. Ahora hasta me parece cariñoso. Pero ciertamente no estaba preparada para que su dialecto "mamipapilezco" se expandiera sobre mi familia en pleno proceso de pierna entera:

-La otra vez vino tu PAPI a la peluquería...


Con el "papi" remarcado, sabía que nada bueno podía salir de esa frase. Estela araña los 40 años y está soltera y en búsqueda constante de pieles y de machos. Con miedo, le seguí la conversación.

-¿Mi papá? Mirá vos... ¿Qué hacía acá?
-Vino a pagar unas cuentas de tu mami porque con la tarjeta de él tenía descuento...
-Cierto, me dijo que lo iba a hacer
-QUE LINDO TU PAPÁ EH... Qué tipo pintónnnn.... no lo conocía....
-....
-Tiene pinta....
-¿Vos decís?
-Siiii... ¿cómo que no?
-No sé, no es mi tipo jaja
-Y claro que no va a ser tu tipo, nena. Tampoco te digo que es el mío, sólo digo que es lindo tu papi.......
-No sé, para mí mi mamá es más linda que mi papá
-Y pero porque tu mamá es de una belleza más convencional, es una barbie. Pero tu papi...... tu papi es un buenmozo....
-....
-¿viste que yo siempre te digo que tenés una carita re linda? Bueno, ahora sé de dónde sacaste tus encantos....
-Gracias. Aia, me duele Estela. 

Llegué a casa y estaban mis viejos en la cocina tomando café. Debatí conmigo si contarle a mi papá sobre el incómodo momento que pasé por su culpa, y finalmente lo hice.

-Pá, creo que tenés una pretendiente...


Mi papá sonrió pícaro.
-¿Quién?

-Estela, la de la peluquería.
-¿Cuál es? ¿¿La rubia o la morocha??


Mi mamá intervino celosa.
-¿¿Y vos para qué querés saber cuál es??
-Es la rubia, como te gustan a vos... -le contesté picante.

Con mi papá nos reimos. Mi mamá no soportó más la situación:

-SI, PERO TEÑIDA, ES RUBIA TEÑIDA, NO ES NATURAL.
-Pero es una comehombres má, deberías tener cuidado- le dije en joda. Me lanzó una mirada criminal.

Cerré la puerta y los escuché discutir. Había metido la pata. Y volví a pensar lo que siempre pienso sobre ella: "Ay, Estela, conseguite un marido ya".

jueves, 24 de enero de 2013

FAQ (frecuently asked questions)

Tres preguntas de un porteño ignorante a un chico de pueblo:
¿En tu pueblo las calles son de tierra?
¿Hay internet?
¿Tienen Mc Donald's? ¿¿No??


Tres preguntas de una madre cuando su hija sale:
¿A qué hora volvés?
¿Con quiénes vas?
No vuelvas sola, ¿eh? PEDI QUE TE ACOMPAÑEN.

Las tres preguntas obligadas que te hacen después de haber rendido un final:
¿Cómo pensás que te fue?
¿Habías estudiado?
¿Cuándo es el recuperatorio?

Tres pelotudeces que se suele escuchar en la Navidad:
"La Navidad tiene que ser tranquila, para pasarla en familia... en Año Nuevo sí, nos ponemos en pedo todos"
"No quiero que me regalen nada"
"Esta Navidad somos pocos porque con la muerte de mi abuelo estamos bajoneados para juntarnos todos"

Tres pelotudeces que escuché sobre el fin del mundo:
"Se vienen tres días de oscuridad total, ni la heladera va a andar, así que fui al Carrefour y me compré la vida" (mi mamá)
"Hay que rezar para salvarse" (mi abuela)
"Esto es porque la naturaleza está enojada con nosotros" (una señora en la peluquería)

Tres preguntas post-garche: 

"¿Llegaste?"
"¿Querés algo de tomar?"
"¿Y a qué hora te tenés que ir?" (más directamente: "¿Te pido un remís?")

Tres preguntas que todo argentino le hace a un turista extranjero:
"¿Ya probaste la carne argentina?"
"¿Cómo nos ven a nosotros?"
"¿Es verdad que las mujeres argentinas son las más lindas del mundo?"

Tres preguntas que suelen hacerme sobre este blog:
"¿Es verdad lo que escribiste?"
"¿Tu mamá sabe sobre tu blog?"
"¿No pensaste en hacer Stand-up?"

lunes, 21 de enero de 2013

Respuestas comunes ante personas comunes

"Terrible" es mi respuesta a todos los comentarios pelotudos que me hacen sobre el clima. No me divierte hablar del clima, y esta respuesta funciona para evitar ser víctima de un monólogo sobre cualquier panorama climático, desde nevadas hasta tsunamis.

-Está horrible hoy!! Dicen que va a haber granizo!!!
-Mmm.. terrible!

-¿Viste qué lindo día? Hay un sol que está para estar en la playa!!
-Sí, terrible...


-Está tan raro el tiempo! Ayer estaba hermoso y hoy nos agarró la tormenta... debe ser el calentamiento global!!!
-Sí, es terrible...

"Kévaser" (qué vas a hacer) es mi respuesta a los comentarios de la gente pelotuda que vive haciendo un melodrama de su vida, especialmente en el trabajo:

-Encima le dije que por lo menos encendiera el ventilador, y ni eso! Digo yo, ¿tan mal le puede hacer el aire acondicionado? Si está viejo él no es mi culpa! Yo vengo acá a trabajar bien, en estas condiciones no puedo, no tengo por qué cagarme de calor en verano por un par de viejos, YA BASTANTE QUE TRABAJO EN ENERO...

-kévaser.

-Ella SABÍA que yo me moría por ir a comprar los vestidos juntas, si siempre vamos a comprar todo juntas, y más para un evento tan importante. Y ¿qué hizo? se la jugó de callada y le dijo a la otra que la acompañara. Pero esta NO ES LA PRIMERA VEZ que me lo hace, ya había pasado lo mismo hace dos años en el casamiento de Flor. ¿Vos podés creer que haya gente tan hija de puta?

-Y bueh... Kévaser.

El "qué interesante tu vida", pronunciado con un tono de total ironía y desinterés, es un clásico que hago con una doble intención: simular superficialmente que me interesa lo que estoy escuchando, y por otro lado que en verdad la persona capte la indirecta de que estoy siendo irónica y que su vida es patética.

-Y bueno, a mi me ascendieron hace poco en el trabajo. Estoy re contento porque ya no me mandan a hacer toda la tarea dura y el trabajo de hormiga que a nadie le gusta hacer, ahora mando yo a pendejos de diecinueve años a que hagan eso. Los cago a pedos, hago que me respeten, pongo las reglas... a veces los amenazo con echarlos pero sólo para divertirme JAJA. Y creeme que me tienen un cagazo...
-Mirá qué interesante tu vida...

-Y yo con Fer me pasa que siento que lo conozco de toda la vida, y eso que empezamos a salir hace dos meses. Es un divino mal, y re atento. Por ejemplo, estamos por entrar a un restorán y me abre la puerta... me regala flores todos los viernes, ya es como nuestro ritual. Después si digo que no me siento bien, va y me compra una botellita de agua en el kiosco, tipo re divino mal!!!
-Mirá que interesante se está poniendo tu vida :)


"En la lucha". Frase de viejos por excelencia (detrás de "REGIO" y "MACANUDO"),  que indica que la vida te está costando pero vos la estás tratando de remar. Esa es mi respuesta como al pasar cuando no quiero dar explicaciones de cómo estoy. "En la lucha" da a que la estoy pasando como el culo, cuando en verdad a veces no hago un pedo en todo el día y encima me encuentro dos billetes de cien pesos con la cara de Evita tirados en la calle.

-Tanto tiempo che! Qué bueno encontrarte acá, ¿tus cosas todo bien?
-Y... acá andamos.. en la lucha! Nos vemos!

-¿Y tu trabajo? 
¿Seguís haciendo lo mismo?¿Te gusta? 
-en la lucha, como todo...

Y bueno... a veces uno no tiene ganas de ceder a la inventiva de frases medianamente elaboradas ante tan poca cosa... Kévaser!




jueves, 10 de enero de 2013

El viento sobre la cara

Hoy hablamos de mis vacaciones, de mis viejos que están lejos, de mis amigos, de él, de ella, de mi mejor amiga, de cómo extraño a mi hermana cuando está de viaje, de mis últimas noches, del estúpido y de mis planes a corto plazo. Realmente no sabía adónde iba todo.

La conclusión de Mariana fue retroactiva.


-¿Vos te acordás por dónde empezó esta sesión?
-Sí. Me acosté y te dije que no sabía por dónde empezar, que no tenía un tema en la cabeza. Y vos me dijiste "mejor, contame lo que se te ocurra".
-Sí.  Y ahí hiciste lo que se llama "libre asociación". Quería ver lo primero que se te viniera a la cabeza y me contaste sobre tus rollers, que estabas emocionada porque hoy después del trabajo te ibas a patinar a Puerto Madero. Me mostraste la mochila que trajiste con los patines adentro. Me dijiste que patinando sola te olvidás de todos tus problemas, que sentís una sensación plena de libertad, de no estar atada a nada y que nadie te siga detrás, por lo cual podés ir tan rápido que hasta podés sentir el viento sobre la cara. También me dijiste que empezaste a patinar porque era la sensación más parecida a volar que habías encontrado. Me hablaste mucho sobre cómo te hacía sentir libre. Yo creo que esa libertad es la que seguís buscando cuando te calzás de nuevo las zapatillas. 

martes, 8 de enero de 2013

Hoy te vi en los sueños

Hoy soñé con vos. Soñé que, con esto de que me haya aparecido tu contacto por whatsapp hace unas semanas, te tentabas y me mandabas un mensaje. Soñé que me saludabas con el apodo chistoso que me habías puesto en la intimidad. Soñé que te salteabas el convencional "¿cómo estás?" y caías en lugares poco comunes como solías hacer, como preguntarme si se me siguen escapando lágrimas cuando río fuerte o si sigo subiendo las escaleras en puntitas de pie. También soñé que me retabas y me agradecías al mismo tiempo por las mismas cosas. Soñé que hacías hincapié en los puntos suspensivos... Soñé que vos querías que me diera cuenta que no había lugar en el mensaje para puntos finales. Soñé que tu foto me sonreía, y que de a ratos podía escuchar tu voz al leerte. Soñé que me decías de ir al cine de siempre a ver una película de terror de las que a mi me gustan y vos tanto abominabas. Soñé que te ofrecías a invitarme los pochoclos, y que por mí los comías salados. Soñé que me decías "y bueno, nada". Soñé que me despedías con una variación simpática de mi nombre, y con una carita sonriente. Soñé que terminaba de leer ese mensaje y me quedaba contemplando la pantalla fijamente. Soñé que con descuido se me escapaba una lágrima, amortiguada por una sonrisa. Soñé que hacía click sobre tu nombre al lado de esa foto tuya en la que todavía conservabas esa mirada angelada:"Opciones: borrar". Soñé que me dolía. Pero era un dolor dulce, como el que me atraviesa cuando un amigo en común me cuenta que estás planeando un viaje o haciendo cosas que te gustan. Como el que a la mañana me queda cuando te cruzo de vez en cuando, sin querer, en algún sueño. 

martes, 1 de enero de 2013

Bienvenido el 2013: los mayas se la comen

Mi balance de fin de año vino con un día de delay.

Me pasaron más cosas en el 2012 que en los últimos cinco años de mi vida. Hasta mitad de año me vi apagándome lentamente, pero algo cambió en mí en julio, y sobre todo en noviembre (Martín Fierro a mejor mes de mi vida). Hice el click. Volvió La Situación, fui a todos lados con ella, conocí a muchas personas, sembré amistades nuevas, con algunas me encariñé demasiado, y con otros pude escuchar cuánto me querían recién cuando sus voces hablaban bajo los efectos de la marihuana. Volví a apostar a la música, formé una banda que adoro y con muy buenas personas, VOLVIÓ NO DOUBT carajo, volvió Garbage y los fui a ver, conocí a una chica que es mi alma gemela musical, toqué con ella todas las semanas en un bar y en la calle, salimos en la tele, lo conocí a él, y reapareció una de las personas de mi vida después de tantos años de no saber de ella.

Este fue un año de hacer un stop con mi vida, dejar de hacerme la boluda con un montón de cosas y replantearme todo. Hacia dónde voy, qué quiero hacer, con quiénes quiero estar. Empecé a hacer todas las actividades que pospuse a lo largo de tantos años. De repente me vi haciendo tantas, pero tantas cosas, que mi cuerpo dijo basta y caí enferma por varios días. También tuve tiempos duros tratando de olvidar a una persona que me costó varias noches de insomnio seguidas. No poder dormir y ver el amanecer una y otra vez desde mi balcón fue lo más desesperante que viví en mi vida, no se lo deseo a nadie.
Ahora no tengo tiempo para nada, pero me alegra eso, porque llenando el calendario fui de alguna manera llenándome a mí misma y todos esos vacíos que me tenían desdibujada. Hay una canción de No Doubt que dice "Sepa disculpar el caos, estoy bajo construcción", y así me siento, porque e
ntre tantas cosas estoy tratando de saber quién soy.

Abuelo me define como una chica "corajuda"; porque me vio cantar la otra vez en un bar y le gustó mucho, y porque me vio hacer muchas locuras por las cosas que quiero a pesar de haberlo puesto en riesgo todo.

Diariero de mi barrio -lo escuché- dice que soy una piba "rara", que "cuando quiere saluda y cuando quiere no".

Psicóloga dice que soy algo "a mitad de camino", porque todavía entre las dos no terminamos de entender qué me gusta, qué me molesta, a cuál de esas dos pasiones quiero apostar mi vida, 
porque todavía me estoy construyendo, y porque dice que no me visto bien pero tampoco mal. 

Madre dice que soy "minoría"; porque soy hincha de Banfield, porque sigo a bandas que no llenan estadios, porque soy una mujer guitarrista, porque salgo a bailar a antros, porque tengo amigos raros, porque mi elección de personas no es la más común.

Puedo ser muchas cosas para muchas personas. 
De todas, me quedo con la definición de El (y no hablo de Néstor Kirchner, sino de alguien mucho mucho más lindo), que me dijo: "La otra vez pensaba, sos el perfecto equilibrio entre lo bizarro y lo convencionalmente atractivo". Es bueno para mí estar en el medio de esas dos cosas, porque sería categórico estar en cualquiera de los dos extremos.

Gracias a todos los que suelen leer este blog, a los que comentan y a los que no, a los que me aconsejan tópicos, a los que difunden este espacio, me llenan de ganas de seguir escribiendo, y viviendo.

El 2013 me encuentra un poco mejor parada y más segura, pero también con más ganas de arriesgar que nunca. Así que, fuck you ancestros Mayas, el mundo recién empieza para mí :)


nota al pie: re grasa hacer un balance de fin de año pero bueno, yo me canto todas las de Karina.