jueves, 23 de enero de 2014

Extraño

Extraño no poder escribir más en este blog desde mi casa. No sé qué ocurrió con mi computadora que cuando abro Blogspot me aparece todo desconfigurado, y por lo tanto no puedo subir nada. Extraño los comentarios en este blog por seres anónimos o amigos. Extraño la época de apogeo de los blogs, conocer locos nuevos a través de ellos, y escribir unos cuantos días seguidos. Los blogs ya pasaron de moda de tal manera que los pocos que me leen ya ni siquiera se atreven a dejar un saludo. Pero más que nada extraño lo que significaba este espacio para mí, y lo bien que me hacía. Hacer mi descargo cotidiano sobre todo lo que me molesta, y reírme de que el mundo está saturado de información que no necesitamos saber, empezando por los nombres de los cajeros de Mac Donald's.